¿Por qué no se cansa de jugar?

El juego resulta ser un elemento esencial en la vida de un niño, que además de divertido es necesario para su desarrollo motor, afectivo, cognitivo y social, o sea, le beneficia en todo. Y aun así nos preguntamos diario, ¿Por qué no se cansa de jugar mi hijo?, por eso es importante que tú mamita, tengas una respuesta fundamentada a esta pregunta.

El niño juega porque la actividad lúdica le permite ir desarrollando y evolucionando su personalidad. El carácter competitivo, participativo y comunicativo va adaptándose a los rasgos que rigen su personalidad. Tu papel mamita será muy importante en el juego del pequeño, ya que serás tu quien lo guíe de tal manera que desarrolle un adecuado auto concepto y una sana autoestima, para asegurarnos de formar un niño feliz.

23452053752_05e0eb478b_o
Photo credit: Jabi Artaraz

Díaz (1993) lo caracteriza como una actividad pura, donde no existe interés alguno; simplemente el jugar es espontáneo, es algo que nace y se exterioriza. Es placentero, hace que los niños se sientan bien. ¿Y cómo no hacerlo? Si el ambiente es totalmente desconocido para el niño, por eso, poco a poco van percibiendo a través de sus sentidos nuevas formas de juego. Los pequeños muestran una vitalidad extraordinaria. Pasan todo el día corriendo, saltando, bailando y jugando durante horas y para nosotros los adultos, da la impresión de que no se cansan nunca. Parece que se mueven gracias a un fenómeno físico que hace explotar su energía al máximo.

Los niños expresan sus emociones y sentimientos mientras juegan. Lo hacen a través de los personajes y aventuras a los que dan vida. Recordemos que la imaginación de un niño va más allá de lo que un adulto puede pensar, por eso, ellos deciden lo que dicen, lo que imitan, lo que hacen, cómo lo hacen incluso. Mediante el juego ten por seguro que tu pequeño también se va a desahogar, expresará sus miedos, sus deseos, y por qué no, hasta revelará lo que le gustaría ser.

43239006514_fb82993339_o
Photo credit: Joe Shlabotnik

En lo personal, desde pequeña siempre le dije a mi mamá que sería maestra, jugaba con mis hermanos todo el tiempo, y adivinen quien quería ser siempre “la maestra”, sí, por supuesto era yo, y lo soy ahora y amo serlo, desde pequeña supe que era una profesión hermosa. Para mí, el jugar a “la escuelita” lo era todo, podía desinhibirme, forjar mi personalidad de maestra, imitar a mi mamá, mi papá o a mis tías (Maestros de corazón y profesión) yo hacía mis reglas, y hacia que todos los demás las siguieran, ¿qué quiero decir con esto? que desde los 5 años o menos, comencé a desarrollar el liderazgo, siendo tan solo una niña. Y como ese juego existen miles, este articulo no me alcanzaría para contarles la cantidad de juegos educativos que pueden hacer sus pequeños. Doctor, astronauta, mamá, tiendita, ¡tienen un mundo para elegir!.

Lo que hacen los niños, es reconstruir y representar los conocimientos que ya tienen. Cuando el niño juega simbólicamente, deforma un poco la realidad, adaptándola a sus deseos. En el juego es el niño quien domina una realidad, que fuera del juego, le domina a él.

No hay edad para comenzar con el juego, la imaginación es infinita desde que le damos la capacidad de respirar a nuestros pequeños. Así que desde sus primeros meses de vida, los niños van desarrollando la motricidad gruesa, la motricidad fina, y la coordinación mental, a través del juego. Como el clásico juguete de insertar las figuras dentro de un cubo.

Las diferentes capacidades que desarrollan los niños durante el juego, son las siguientes:

Children playing at Summerside Day Care facility.
Children playing at Summerside Day Care facility.
  • Desarrollan huesos más fuertes. Por lo tanto tienen menos riesgo de cáncer.
  • Desarrollo sensorial y emocional.
  • Niños mas saludables: una hora mínima de juego al día es básica para evitar la obesidad y diabetes infantil.
  • Menor depresión infantil e hiperactividad.
  • Creatividad e imaginación.
  • Hábitos de cooperación (para poder jugar, siempre será bueno buscar un compañero).
  • Explorar su cuerpo, sus limites y entorno

 

 

Seamos tolerantes mamitas, por ellos, como puedes ver prácticamente cualquier juego será de ayuda.

23459363675_ba2e81bd6c_o
Photo credit: Daddy – David

Y, especialmente en estas fechas por las que estamos pasando en siglo XXI, que nos hacen caer quizá en la compra excesiva de juguetes, conviene recordar que para jugar no se necesitan juguetes tan sofisticados. Existen muchos juegos, individuales  o tradicionales, junto a los que podemos “fabricar” nosotros con cualquier objeto susceptible de ser utilizado como tal. Les confieso que mi primo (mi tercer hermano) de pequeño siempre se divertía más con los cubiertos de la mesa, que con una mochila repleta de juguetes sumamente costosos, pero volvemos a lo mismo mamita, solo basta una pizca de imaginación en ellos para que su cabecita comience a volar.

De cualquier manera, tú debes asumir un rol participativo, motivador e impulsor de cualquier actividad lúdica, de modo que enseñemos a nuestros pequeños a conocer lo que les rodea, a conocer el mundo donde les dimos vida, y a desarrollarse como niños plenos, sanos y felices.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s